Al continuar navegando por nuestro sitio web, acepta la instalación de cookies propias y de terceros para conocer más sobre sus hábitos de navegación y realizar estadísticas de visitas Más información y ajustes de cookies..
Aceite de jengibre blanco para aportar ligereza a las piernas - SISLEY
 

SISLEY

Aceite de jengibre blanco para aportar ligereza a las piernas

El Aceite de jengibre blanco es la solución integral para las mujeres con problemas de piernas cansadas. Su fórmula, asociada a un masaje específico, ofrece 4 acciones de tratamiento: 1. ACCIÓN ...

Descubrir más
TO DO
150 ml
Reservar en tienda
>
138,00€
92,00€ / 100ml
Envío gratuito
Producto disponibleAñadir a la cesta
  • Descripción
  • Resultado de las pruebas
El Aceite de jengibre blanco es la solución integral para las mujeres con problemas de piernas cansadas. Su fórmula, asociada a un masaje específico, ofrece 4 acciones de tratamiento:

1. ACCIÓN DRENANTE

2. ACCIÓN REMODELANTE

3. ACCIÓN TONIFICANTE

4. ACCIÓN NUTRITIVA Y EMBELLECEDORA

La sensación de malestar desaparece de manera inmediata, dejando la piel más suave, más lisa y más tonificada.
Un día tras otro va aumentando la sensación de ligereza en las piernas. La silueta se tonifica.

Un verdadero aceite de belleza de textura fundente que se extiende de manera sencilla y resulta ideal para realizar un masaje prolongado y para tonificar las piernas. Deja en la piel un velo satinado. Sus esencias aromáticas, combinadas con un perfume de notas frescas, favorecen la sensación de bienestar absoluto.

No mancha la ropa. Es posible vestirse justo después de haber aplicado el producto.

¿Cómo se aplica?
Aplicar mañana y noche subiendo por los tobillos hasta los muslos y las caderas siguiendo las recomendaciones siguientes:

1. Aplicar con la yema de los dedos desde el puente del pie e ir subiendo con movimientos circulares alrededor de los maléolos.

2. Realizar un masaje en la pantorrilla con movimientos ligeros que alisen la piel alternando las manos e ir subiendo hasta la rodilla. A continuación, rodearla apretando con firmeza de abajo a arriba para estimular el drenaje.

3. Proceder del mismo modo sobre el muslo desde la rodilla hasta las nalgas.

4. Continuar realizando grandes movimientos circulares profundos con las dos manos planas y subiendo desde la rodilla hacia la nalga y la cadera.

Repetir este gesto tres veces en cada pierna.

La sensación de malestar de las piernas se va atenuando de manera inmediata. Tras la aplicación, la piel queda más suave, lisa y tonificada. Un día tras otro, las piernas van cobrando ligereza. La silueta se tonifica.

LEE LAS OPINIONES DE LOS CLIENTES