Al continuar navegando por nuestro sitio web, acepta la instalación de cookies propias y de terceros para conocer más sobre sus hábitos de navegación y realizar estadísticas de visitas Más información y ajustes de cookies..
Brocha de colorete - SISLEY
 

SISLEY

Brocha de colorete

Gracias a su corte biselado y fino, la Brocha de colorete facilita la aplicación precisa del maquillaje para poder resaltar los pómulos y esculpir el rostro. Sus cerdas sintéticas onduladas y ...

Descubrir más
TO DO
Blush
Reservar en tienda
>
46,50€
Envío gratuito
Producto disponibleAñadir a la cesta
  • Descripción
Gracias a su corte biselado y fino, la Brocha de colorete facilita la aplicación precisa del maquillaje para poder resaltar los pómulos y esculpir el rostro. Sus cerdas sintéticas onduladas y extremadamente suaves han sido específicamente estudiadas y seleccionadas para que se puedan aplicar los polvos de colorete con resultados de intensidad variable.

Para elaborar las brochas más adecuadas para cada fórmula, Sisley colabora con Raphaël, un maestro pincelero francés cuyos orígenes se remontan a 1793.

Para facilitar las cosas, cada brocha lleva la función para la que se creó escrita en el mango. Así no hay riesgo de errores.

¿Cómo se usa?
Extraer el producto directamente desde el estuche. Si fuera necesario, sacudir la brocha para que se desprenda de las cerdas el exceso de polvos antes de aplicarlos delicadamente sobre los pómulos y hacia las sienes. Repetir la aplicación si se desea lograr un bronceado más intenso.
Para lograr un rostro con aspecto sano, aplicar con ligeros movimientos circulares en la parte alta de los pómulos.

Lavar suavemente y con regularidad utilizando un jabón suave o un champú. Aclarar con abundante agua. Enjuagar sin retorcer y dejar que se seque solo en posición horizontal.

Consejos del maquillador profesional: Ideal para llevar a cabo la técnica del countouring. Aplicar el tono más oscuro con la parte biselada de la brocha desde el centro del rostro hacia el exterior para disimular las mejillas y esculpir las mandíbulas. Para aportar más luminosidad, depositar un tono claro e irisado sobre las partes protuberantes del rostro con la punta de la brocha y difuminar con ligeros movimientos circulares.

Aplicación fácil, rápida y precisa para lograr unos pómulos realzados y un rostro esculpido.

LEE LAS OPINIONES DE LOS CLIENTES