*Consigue dos minitallas por compras superioes a 40€ en sephora.es. Las minitallas se repartirán de forma aleatoria entre las opciones disponibles. Unidades disponibles hasta agotar existencias.
Busca un producto, una marca ...

Rutina de noche

3 pasos para adaptar el cuidado de tu rostro de noche


¡Tu piel no descansa, especialmente por la noche! Durante el día actúa como un escudo, protegiéndote de la luz ultravioleta, la contaminación, el viento, el calor…y de noche aprovecha las horas de sueño y la falta de agresiones externas para enfocarse en su cuidado. Las células se renuevan en gran cantidad, se estimula la producción de colágeno, la microcirculación sanguínea se acelera para restaurar tus niveles de energía, los poros se abren y se vuelven más permeables...¡Se dan las condiciones ideales para inundar tu piel de ingredientes activos y ayudarla a regenerarse! Pero no de cualquier manera. Debes seguir 3 pasos clave: una limpieza eficiente, tratamientos específicos y una hidratación profunda de tu rostro. Descubre todos los beneficios de una rutina de noche y nuestra selección de productos para ayudar a tu piel a pasar página.

3 pasos para adaptar el cuidado de tu rostro de noche


¡Tu piel no descansa, especialmente por la noche! Durante el día actúa como un escudo, protegiéndote de la luz ultravioleta, la contaminación, el viento, el calor…y de noche aprovecha las horas de sueño y la falta de agresiones externas para enfocarse en su cuidado. Las células se renuevan en gran cantidad, se estimula la producción de colágeno, la microcirculación sanguínea se acelera para restaurar tus niveles de energía, los poros se abren y se vuelven más permeables...

¡Se dan las condiciones ideales para inundar tu piel de ingredientes activos y ayudarla a regenerarse! Pero no de cualquier manera. Debes seguir 3 pasos clave: una limpieza eficiente, tratamientos específicos y una hidratación profunda de tu rostro. Descubre todos los beneficios de una rutina de noche y nuestra selección de productos para ayudar a tu piel a pasar página.

Leer más

Limpieza

Primero lo primero: debes limpiar tu piel de todas las impurezas del día. Esto incluye restos de maquillaje, polvo, sudor y células muertas la piel...Tu piel volverá a respirar cuando tus poros estén despejados. Un paso indispensable, ¡incluso cuando no uses maquillaje o te acuestes tarde! Haz que sea un momento de placer y relajación con un aceite desmaquillante tan agradable como el agua micelar, un gel limpiador facial que elimine los residuos, un bálsamo limpiador suave...Muchas soluciones eficaces y agradables para preparar tu noche de reparación.

Tratamiento

Ahora tu piel está lista para recibir los nutrientes que quieres ofrecerle, puedes personalizar tu rutina de noche para tratar tus áreas problemáticas con productos enriquecidos con ciertos principios activos. ¿Rostro apagado, acné, líneas de expresión, pérdida de firmeza? Prueba un gel clarificante, un exfoliante rico en AHA/BHA, una loción purificante o un sérum antiedad con retinol. ¡Incluso tus labios podrían beneficiarse de una mascarilla para aportar suavidad! De noche, todo vale para tener una piel radiante.

Hidratación

La hidratación es importante por el día y por la noche: el paso primordial en una rutina que proteje, fortalece, repara y previene los signos de la edad. Antes de irte a la cama, puedes ir un paso más allá usando un producto que tense, revitalice, repare, reafirme y unifique en una dosis concentrada. Esté elaborado con ingredientes de origen natural o con una tecnología de marca registrada, elige una textura que te brinde una sensación única a tu piel: una crema rica, un aceite agradable, una crema en gel ligera...¡Un sueño!

FAQ

Una rutina que favorezca los activos nutritivos, revitalizantes, reestructurantes...Es verdad que la piel se regenera cuando está protegida de la luz y las agresiones externas. Así que, es mejor usar productos protectores e iluminadores durante el día y productos reparadores de noche. ¡En cualquier caso recuerda siempre hidratar!

Los ingredientes activos, en primer lugar. Durante el día, los productos generalmente trabajan para preservar la película hidrolipídica y combatir los radicales libres. Por la noche, ellos trabajan para fortalecer y estimular la renovación celular. Las fórmulas de noche también tienden a ser más ricas porque la piel puede absorberlas más fácilmente.

Primer consejo: para seguir el reloj interno de tu piel, es mejor empezar con tu rutina de noche cuando oscurece. Pero si las fórmulas son más ligeras, es bueno esperar un poco para que la piel tenga tiempo de absorber los productos. ¡Diez minutos antes de irte a la cama es una regla fácil de cumplir!

Como último paso de tu rutina de noche. Esto significa que deberías aplicarla sobre la piel limpia (¡esto no es negociable!) y después de tus productos específicos, como loción, sérum...De hecho, nosotros usamos el término crema de noche, pero podría ser también un aceite, un gel ¡O incluso una mascarilla!

El retinol es una molécula que esta comprobada que combate los signos visibles del envejecimiento ayudando a la renovación celular. Hasta los dermatólogos lo recomiendan. Es técnicamente una versión sintetizada de la Vitamina A. Generalmente se aplica retinol por la noche para que la piel pueda aprovechar todos estos beneficios, pero también porque puede ser sensible a la luz.